Blanco Cerrillo

Pues no, no es una montaña, ni el nombre del perro que siempre quise, tampoco el último fichaje del Xerez, ni tan siquiera título del último libro de Antonio Gala; es un bar del centro de Sevilla.

Para encontrarlo sólo date una vuelta por la calle Velázquez (la continuación de Tetuán) y empieza a utilizar tu nariz. ¿Hueles ya el adobo? Si aún así estás algo perdido, sigue las indicaciones (frikada!!!)

Puede que seas un espécimen raro y aún estés dando vuelta…don’t worry. En la calle José de Velilla encontrarás un bar típico sevillano, pequeño, abarrotado y con el suelo decorado de serrín y servilletas de papel.

Aquí podremos deleitarnos con una cerveza bien fría y muchas tapitas que harán el disfrute de muchos, desde los maravillosos boquerones en adobo (en la foto), la pavía, el cazón o la tortilla de patatas. Eso sí, no dejéis de acompañarlo con unos altramuces (que por cierto, también es lícito llamarlos chochos, aunque a algunos les parezca una burrada).

Anuncios

Acerca de jpmugo

Como un niño, ilusionado frente a la vida, "optimista" y un poco acolchado... Pero para hablar de mi, no podrías faltar tú ;)
Esta entrada fue publicada en vicios. Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a Blanco Cerrillo

  1. Gons dijo:

    jeje, creo que es el sitio preferido de mi hermano, no perdona una incursión en él cuando va al centro

  2. laura dijo:

    Al parecer, Blanco Cerrillo da nombre y apellido a la historia tabernaria de Sevilla desde 1926, teniendo su primer enclave, en la bodega Blanco Cerrillo que hubo, hasta no hace mucho tiempo, en la Casa de la Moneda de Sevilla, junto al antiguo Coliseo España.
    Como curiosidad te cuento que el de la calle José de Velilla tiene presente en su pizarra sus famosos boquerones en adobo desde 1963. Además muchos no sabíamos que su tapa estrella es la ensaladilla. Cremosa, justa de sal y aceite, ingredientes caseros y servida al estilo sevillano, con las patatas cocidas y las verduras muy bien picados.
    Y aunque aún no he tenido tiempo de acercarme por Doctor Jiménez Díaz, al final de la Avenida de la Cruz Roja, permanecen abierto todavía el de la Huerta del Hierro. Dicen, que ese establecimiento tiene en su haber varios premios gastronómicos de importancia y su cerveza es una de las más frías de Sevilla. Es más, muchos de sus clientes acostumbran a tomar el desayuno de manera poco ortodoxa. Tú, ¿te atreverías a desayunar a media mañana con cerveza, y boqueroncitos con huevos fritos y pimientos rojos asados?

    pdt. Qué tenemos que salir a tapear…y menos playita!!!

  3. fer dijo:

    Lo mejor es el adobo, sin duda. Pero hay que pedirlo con “maho” (sublime), tal cómo lo hacíamos er bolita y un servidor.

    Las pavías algo aceitosas (al menos antes), y la tortilla demasiado cuajada (para gustos colores).

    Sobre sus chochos y aceitunas existen leyendas urbanas no comentables aquí; simplemente yo no los tomo….

  4. Tone dijo:

    Joder, que hambre…

  5. Rabisca dijo:

    Confirmo lo del blanco cerrillo de Doctor Jiménez Díaz, es que lo tengo casi enfrente de mi casa, y muy cerquita esta la mejor churreria del mundo mundial.. por si se hace tarde un dia cenando 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s